Blog

Paga por lo que conduces: solución GPS para aseguradoras

La industria de las aseguradoras siempre ha estado en constante búsqueda de cómo eficientar los costos operativos relacionados a las primas de seguro que ofrecen a sus clientes. Sin embargo, la operación tradicional de las aseguradoras se basa en modelos actuariales y estadísticas obsoletas que no son suficientes para reducir costos u ofrecer servicios más competitivos, pero que son la realidad en la mayor parte de Latinoamérica.

Hoy en día las aseguradoras ya cuentan con grandes aliados como las tecnologías IoT y el uso de dispositivos y soluciones GPS que les brindan nueva información para el cálculo de las primas de seguro. Con estos datos pueden crear modelos más rentables y atractivos para los asegurados como el conocido pay as you drive (paga por lo que conduces).

¿Cómo funcionan las primas de seguro para autos?

Tradicionalmente las aseguradoras calculan los costos de las primas partiendo de la duración del contrato y la estimación del riesgo de ocurrir un siniestro basado en estadísticas actuariales. En el caso de los vehículos toma en cuenta la edad y sexo del conductor, el tipo de auto a asegurar, la zona en la que vive o reside el conductor. A esto se le conoce como el cálculo actuarial.

Después a esto se le suman costos por servicios o coberturas contratadas, gastos administrativos y otros gastos operativos además de tomar en cuenta las cantidades de deducible y coaseguro, llegando así a la prima definitiva.

Desventajas de un seguro de auto tradicional

Para el usuario, la principal desventaja es que tendrá que realizar el pago de la póliza haga o no uso de ella. Por ejemplo, una persona paga su póliza de seguro pero pasa todo el año del contrato fuera del país y su auto pasa ese periodo estacionado en una pensión. A pesar de esto no se le puede reembolsar ese dinero, aunque no haya manejado durante un año.

En cambio si la aseguradora cobra una prima, por la misma cantidad que pagó la persona que nunca manejó, a otro conductor (de la misma edad, con el mismo modelo de auto y mismas coberturas) pero que maneja diariamente por carretera, la aseguradora tendría una pérdida. ¿Por qué? El auto de la persona que conduce diariamente se desgasta más y por lo tanto puede tener más riesgo de sufrir un accidente.

A pesar de situaciones como el COVID-19, los seguros de auto siguen siendo el tercer tipo de seguro con mayor tasa de siniestralidad en países de Latinoamérica como México. Así es como los cálculos actuariales tienen una falla, y al ser tan estrictos no dan flexibilidad ni beneficios a ninguna de las partes involucradas.

El modelo paga por lo que conduces y la tecnología GPS

Implementar una póliza de seguro basada en qué tan frecuentemente y cómo se conduce un vehículo es un modelo más justo. Esto es posible gracias a la instalación de rastreadores GPS en los vehículos de los asegurados capaces de calcular las distancias recorridas y calificar a los conductores después de un período acordado y asignar una prima de acuerdo al puntaje obtenido.

La tecnología GPS hace que a los conductores, sin importar la edad o el sexo u otros factores muy subjetivos, se les pueda cobrar una prima en función de qué tan bien (o mal) conduzcan. Las aseguradoras, al evaluar la zona en la cual se conduce el vehículo -si es peligrosa o no- los horarios en los cuales se conduce el vehículo -día o noche- y los hábitos de conducción para determinar que tan latente es el riesgo de un accidente en base a la forma de conducción del conductor del vehículo (excesos de velocidad, acelerones bruscos, frenados bruscos, manejo defensivo) los pone en control de cuánto deberían cobrar realmente por las primas de seguro. 

Con estos datos obtenidos por los dispositivos GPS, el modelo paga por lo que conduces también ofrece la oportunidad de crear modelos de retroalimentación al conductor. ¿El asegurado quiere bajar su pago? Ofrezca un informe de las maniobras peligrosas más frecuentes y entrene a los conductores para mejorar y bajar sus cuotas. 

El crecimiento de las tecnologías y soluciones telemáticas que evalúan de cerca los patrones de comportamiento de conducción permiten a las compañías de seguro mantenerse a la vanguardia y ofrecer una ventaja competitiva en el mercado al poder fijar el precio de cada cliente de forma personalizada.

Navixy Pay-as-you-drive

Actualmente Navixy soporta más de 1300 dispositivos GPS de diferentes fabricantes que se conectan al puerto OBD del vehículo y que podrían leer y enviar constantemente datos  del auto y la conducción y aplicar exitosamente un modelo pay as you drive. 

El módulo de Eco Driving de Navixy es ideal para implementar este modelo. Con su fácil configuración se pueden configurar los parámetros y sensibilidad para la calificación del conductor. Además de recibir notificaciones instantáneas en caso de pasar el límite establecido, también se podrán generar los reportes necesarios para la calificación y estimación de la prima. 

Por supuesto que también es importante mencionar que en este tipo de modelo de negocio es altamente compatible con Navixy, ya que al usar la API de comunicación se podrán conectar los sistemas actuariales con esta información en tiempo real y cruzarlos para cumplir con reglamentaciones y procesos operativos particulares.

Los programas de seguros basados ​​en el uso en Ontario, Canadá aumentaron un 37% en 2020 con respecto al 2019. Actualmente en Latinoamérica estos modelos ya se están implementando con resultados muy buenos, pero aún están en etapa de adopción por parte de las grandes compañías de seguros que necesitan de expertos en este tipo de tecnologías. 

← Artículo anterior
¿Está listo para el software más innovador?
REGISTRARSE
Publicaciones recientes