Dados los acontecimientos globales sobre la propagación del COVID-19, la incertidumbre aumenta sobre lo que pasará con el servicio de campo y la cadena de suministro. Sin embargo, vale la pena analizar de cerca este desafío para dimensionar el problema y tener la estrategia correcta.

Si bien muchos gobiernos alrededor del mundo están haciendo restricciones a la libre circulación de personas y vehículos para reducir la propagación del virus, las autoridades aseguran que la cadena de suministro no se verá afectada, que continuarán operando y que los productos seguirán fluyendo.

En países como Argentina, Chile, Costa Rica, México entre otros, las autoridades han confirmado que el suministro de alimentos continuará operando. Si bien cambiará la forma en que se ha venido haciendo tradicionalmente, se busca evitar la escacez y falta de productos básicos. Por lo cual se recomienda EVITAR COMPRAS DE PÁNICO para prevenir un desequilibrio en el abastecimiento, el cual explicaremos más adelante.

¿Cual es la situación actual?

Con base en la experiencia observada en otros países, el impacto en la cadena de suministro se ha visto modificada a causa del cierre de restaurantes y tiendas no esenciales, donde se ha observado un aumento en la demanda de productos comestibles, dando como resultado: 1) Aumento en la demanda de entrega en los puntos de acopio y 2) Aumento de compras en línea y entrega a domicilio de productos. 

A causa de estos cambios, y con base en los comentarios de expertos en logística, se prevé que las operaciones en toda la cadena de suministro cambien en tres aspectos.

1. Desiquilibrio en la demanda

El desequilibrio se produce en el momento en el que comienza un aumento significativo de alimentos y productos de despensa causados por compras de pánico, generando retrasos en la entrega de productos y provocando que los supermercados sean incapaces de satisfacer la alta demanda.

Según un artículo publicado por el diario The New York Times se reporta una duplicación en la demanda y enormes fallos en la capacidad de entrega además de la escasez de trabajadores, viéndose rebasados los proveedores minoristas.

Esto significa que muy probable sus clientes se vean rebasados por la demanda de suministro, o incluso modificar, rutas, horarios, etc.

The New York Times

2. Aumento en las entregas a domicilio

En Francia ocurrió que a principios del mes de marzo hubo aumento significativo de entregas a domicilio de un 74% en promedio. Este aumento sin precedentes causó demoras en las entregas, lo que provocó que las empresas comenzaran a adaptar sus cadenas de suministro y operaciones a la entrega vía remota.

Twitter France

Este fenómeno se debe a que las tiendas de bienes de consumo tuvieron un despegue considerable a través de el comercio electrónico. Algunos expertos consideran que ante la situación que se vive con el Covid-19 se podría acelerar aún más esta transición digital por parte de los consumidores.

Las compras en linea y entrega a domicilio buscan evitar el contacto humano en las tiendas, esta nueva clientela podría comenzar a notar las ventajas del comercio electrónico (practicidad, ahorro de tiempo, etc.) por lo que mantener bajo control la cadena de suministro es esencial para comercios y distribuidores.

3. Seguridad en la entrega

Los transportistas y establecimientos pequeños han tenido que adaptarse drásticamente y mejorar sus operaciones de entrega, así como reforzar la seguridad del personal, responder a las necesidades de los clientes y reforzar las operaciones internas.

Por ejemplo, el operador postal belga bpost permitió que los conductores firmaran el comprobante de entrega en lugar del cliente, para evitar contactos y transmitir en COOVID-19. De manera similar, la empresa de reparto de alimentos a domicilio del Reino Unido, Deliveroo, diseñó una opción de “entrega y devolución sin contacto» en su aplicación, lo que permite a los clientes tener sus pedidos sin tener contacto con el repartidor.

Muchas empresas están implementando políticas para fortalecer la salud de sus repartidores y clientes, sin dejar de ofrecer su servicio. Lo que ha provocado una expansión de sus ventas y la contratación de conductores y personal de distribución.

Es tiempo de adaptarse

Si duda la cadena de suministro en Latinoamérica va a cambiar durante esta situación, por lo que es tiempo de adaptarse y hacer frente a este desafío. Muy probablemente aumenten las entregas a domicilio y hay que optimizar rutas, reducir costos y mejorar la logística porque quizá requiera hacer entregas dispersas geográficamente ya hay que mantener contacto con el recurso móvil y el personal en todo momento.

Puede aprovechar todas las funcionalidades de Navixy MRM para brindar servicio en:

Usted deberá proveer la visibilidad y transparencia de los procesos de entrega y distribución, asignar actividades, comunicarse con los conductores y dar seguimiento en tiempo real. Por esta razón debe conectarse, mantener el control y estar coordinado a lo largo de la cadena de suministro.

Hasta la última milla

La pandemia está cambiando la forma de gestionar la cadena de suministro en Latinoamérica y probablemente después de que las cosas vuelvan a la normalidad exista un nuevo nivel de expectativas por parte de la sociedad, ya que exigirán no solo entregas más rápidas, también más flexibles, transparentes y sanas.

Visite nuestra página, vale la pena que revise nuestro Plan de supervivencia en tiempos de coronavirus diseñado para que usted pueda ayudar a más empresas a adaptarse a estos cambios.

Esperamos recibir sus comentarios, dudas o aportaciones en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter, o si lo prefiere escribanos al correo [email protected]